A pair of brown eyes








Quería explicar mi versión.


Cualquier historia
viene perfilada
por el ojo del narrador.
Esta no es diferente.


Cuidado, no encontraréis aquí una disculpa,
que nadie busque aquí arrepentimiento
ni justificación.
Me cago en los juicios populares,
defeco sobre la tonsura del Ejército
de la Santa Urbanidad.


Mi versión, vamos allá,
cimentada en rencor,
entibada en música,
está hecha de canciones
-Pictures of you,
La Copa de Europa,
How soon is now...-;
o por ejemplo, aquí, ahora,
escuchad la voz de MacGowan,
estropajos y atabacada,
humectada en whisky,
hablándome de un par
de ojos marrones.


Y esos ojos marrones, claro,
son los suyos:
inteligentes y tristes,
reflejos del abismo,
cristales opacos
hacia el Gran Todo
(la Gran Nada).


Ese misterio miope en sus ojos...
no había salida, ¿no lo veis?


And a rovin' a rovin' a rovin' I'll go
for a pair of brown eyes…
(una voz que emana del hígado)


En serio, deberíais
haber mirado de frente
esos ojos marrones.
Lo entenderíais.


(...)


Quería explicar mi versión,
hecho está.
¿Qué somos, después de todo?
Poco más que un punto de vista.


(un par de ojos marrones
poniendo en perspectiva
un par de ojos marrones)









.